El proyecto para la planta desaladora de Doha se planteó en dos fases: la primera se llevo a cabo en 2015, cuando se instalaron unos filtros de anillas automáticos Super Galaxy con módulos de 80 espinas de anillas cada uno. Actualmente, estamos llevando a cabo la segunda fase, suministrando 28 módulos más de 5 filtros SKS de 10″, con un grado de filtración de 200µ, para filtrar el agua de mar captada y proteger la línea de tratamiento posterior, compuesta por un sistema de tratamiento de ultrafiltración más ósmosis inversa.

Características: 

  • Colectores de 16” ASA de entrada, salida y drenaje de agua de lavado.
  • Caudal de tratamiento de 1.000 m3 por batería.
  • Caudal de lavado de 800 m3/h.

Con las dos fases de este proyecto, se apuesta claramente por la ósmosis inversa a gran escala como método de desalación. Dicha instalación llegará a los 614.000 m3 por día de agua tratada y alimentará una central de energía que produce alrededor de 2500 MW.

Este producto también está disponible en: América del Sur y Central