• Control y regulación hidráulica

Uno de los elementos de uso más amplio y generalizado en conducciones y redes de abastecimiento son las válvulas automáticas de control hidráulico. Estas válvulas se emplean para garantizar niveles adecuados de caudal y presión en los diferentes puntos de la red y con ellas se realizan funciones de maniobra, regulación, control y protección.

Las válvulas automáticas de control hidráulico presentan tres características fundamentales:

Hidráulica

Utilizan la propia energía del agua para su operación.

Automática

Operan de forma autónoma, sin necesidad de aporte externo alguno de energía.

Control

Permiten controlar caudal o presión.

REGULACIÓN MEDIANTE PILOTOS

Las válvulas hidráulicas están controladas por un piloto hidromecánico cuyo ajuste y conexión a la válvula le permite desempeñar la función requerida. El piloto controla la cantidad de agua que entra o sale de la cámara de control de la válvula y, con ello, la modificación de la posición del elemento de cierre, que restringe el paso de agua a través de la válvula para conseguir la función hidráulica deseada.

Cada función hidráulica que se desee implementar requiere la instalación de un piloto en el circuito de control de la válvula. Por ejemplo, si una válvula ha de desempeñar la función de reductora y sostenedora de presión simultáneamente, deberá incorporar dos pilotos en su circuito de control, uno reductor y otro sostenedor de presión.

REGULACIÓN MEDIANTE SISTEMAS INTELIGENTES DE CONTROL

Los sistemas tradicionales de control de las válvulas hidráulicas automáticas mediante pilotos presentan algunas limitaciones:

  • Si necesitamos funciones hidráulicas combinadas, se requiere la instalación de varios pilotos en el circuito de control de la válvula, por lo que se tiene una instalación con cierta complejidad para configurar y operar.
  • Los cambios en la configuración se han de realizar in situ, en campo, requiriendo personal cualificado y con las herramientas adecuadas para realizar modificaciones sobre las consignas de funcionamiento.
  • Son sistemas estáticos, es decir, tienen una consigna fija que no puede variar en función del tiempo. Además, únicamente permiten operar parámetros hidráulicos (caudal/presión), pero no es posible establecer funciones de control en función de otros parámetros como pueden ser pH, conductividad, turbidez, temperatura…

Estas limitaciones se pueden subsanar con el sistema de control inteligente ConDor®:

Un sistema de control inteligente está compuesto por:

  • Válvula hidráulica equipada con dos solenoides normalmente cerrados que controlan la entrada y salida de agua de la cámara de control de la válvula.
  • Controlador electrónico ConDor® que contiene toda la programación y lógica para implementar cualquier función hidráulica o combinación de funciones en la válvula. ConDor® es capaz de leer señales procedentes de diferentes sensores (presión, caudal, nivel, salinidad, calidad del agua…) y, según la función de control impuesta, actuar automáticamente sobre los solenoides de la válvula para obtener la función requerida.

ConDor® permite la conexión remota desde cualquier dispositivo con conexión a internet con el fin de monitorizar el funcionamiento del sistema y realizar cambios en las consignas o funciones de control a distancia, sin necesidad de desplazarse al lugar de instalación.

APLICACIONES DE CONDOR®

Gestión dinámica de la presión

Permite reducir presión durante las horas de menos consumo para minimizar los índices de fugas y de frecuencia de aparición de nuevas roturas. Permite la configuración de técnicas más comúnmente reconocidas en la industria como pueden ser control horario, control en función de caudal y control por punto crítico.

Control de nivel en depósitos

Algunas de las aplicaciones que se pueden realizar para el control de depósitos son:

  • Definir las horas de llenado de los depósitos, por ejemplo, cuando el consumo energético es más bajo.
  • Definir niveles en función de la hora del día.
  • Cierres lentos para evitar fenómenos transitorios.
  • Limitar el caudal de llenado según sube el nivel del depósito con el fin de reducir fenómenos transitorios en la red
Sistemas con suministro intermitente

Es posible definir diferentes horarios de apertura y cierre de las válvulas con cierres y aperturas lentos, combinado con función de sostenedora de presión para asegurar correctos niveles de presión en la red en todos los puntos.

Mezcla de aguas

Se pueden mezclar agua con diferentes calidades de modo que el agua resultante tenga características adecuadas para el fin que se vaya a emplear.